CORONAVIRUS. LA GRAN OPORTUNIDAD PARA TU CUERPO Y MENTE.

Salud emocional

CORONAVIRUS. LA GRAN OPORTUNIDAD PARA TU CUERPO Y MENTE.


Por primera vez en nuestra historia está pasando algo que nos involucra a todos. Cualquier persona en el mundo, quién más, quién menos, está experimentado exactamente la misma situación, el mismo desafío, el mismo problema. Lo que pasa es que un problema también es una perspectiva; es por eso que la crisis que está ocurriendo también puede representar una gran oportunidad. Cuando con tu intención te enfocas en algo, terminas por encontrar esa cosa por todas partes y eso hace que tu convicción se vaya reforzando. A tal propósito sea útil subrayar que en el idioma chino el término “crisis” está representado por dos ideogramas, dos símbolos; uno indicando el peligro, el otro la oportunidad.

Como cualquier evento difícil y reto en la vida, esto es un momento que lleva consigo una riqueza nunca vista. No estoy hablando de riqueza material, aunque por cierto en los próximos años, como contraparte del periodo actual, asistiremos a una nueva fase de prosperidad económica. Más bien me refiero a una riqueza muchísimo más preciosa y duradera: la riqueza interior. Aquí lo que cuenta no es tanto creer o no creer, encontrar la verdad sobre este asunto o darle una definición. En este momento lo importante es “cómo” decidimos actuar con lo que tenemos y con qué actitud mental vivirlo. El resultado siempre será una cuestión de interpretación.

Cierto es que nunca como hoy podemos adentrarnos en nosotros mismos, averiguar de qué estamos hechos, poner a prueba nuestros valores, investigar sobre nuestra alma. Lo que marca la diferencia como personas es la capacidad de convertir lo (aparentemente) negativo en un beneficio, transformando con la propia perspectiva lo malo en algo con que vivir mejor y ayudar a otros. Los grandes cambios en la vida nunca nos avisan antes de ocurrir, pero solo de este modo, con el efecto sorpresa, podemos cumplir con la más alta de las necesidades del ser humano: crecer.

Esas charlas en YouTube de tus formadores favoritos; las frases motivacionales con que te das ánimos en los momentos difíciles; las citas de ese libro de espiritualidad que te encanta leer de vez en cuando y que te brindan paz. Este es el momento de ponerlo todo en práctica. Es ahora que puedes verificar si de verdad funciona…
Siempre anhelamos, en lo profundo de nosotros mismos, a superar los límites de este mundo, a evadir las reglas que la sociedad parece imponer. Anhelamos a asomarnos con nuestra conciencia más allá del nivel físico. Siempre hemos tenido en nuestro interior, conscientes o menos, como una sensación, al lado de las distracciones de los sentidos, de que hay algo más detrás de las apariencias, que existe un potencial, una fuerza invisible dentro de cada uno. Una alternativa mejor.

Es el momento perfecto para darle a esa sensación, a esa voz interior, la posibilidad de enseñarnos la luminosa alternativa que tenemos a pesar de las circunstancias. Es esta una gran oportunidad para trascender el miedo, para volvernos hacia dentro y pedir ayuda a quién sabe cómo aliviar nuestras penas y dar una dirección poderosa a nuestra vida. La soledad y al aislamiento hacen que uno comience a observarse más detenidamente a si mismo; en cómo piensa, cómo actúa, cómo vive y según qué valores. Aquellos quienes nunca tenían tiempo para detenerse un solo momento en la rutina de sus estresantes días, tienen ahora una llamada hacia su interior. Entonces ocurre algo: de forma espontánea, por ley de naturaleza, los valores más elevados del ser humano salen a la superficie, la personalidad se vuelve más bondadosa, el orden de las cosas importantes y la percepción de la realidad cambian.

Salud, confianza, familia, amistad, solidaridad, perdón, se convierten en las nuevas prioridades. Estos nuevos valores producen un cambio en nuestra percepción, cambian el significado de las cosas y nuestro modelo del mundo. Una realidad distinta se abre camino, donde todo lo que ocurre es elemento válido para evolucionar interiormente. El mundo ahora es visto como un escenario de oportunidades. Cambiando la manera de ver los efectos, la causa cambiará por consecuencia… Es este el momento de hacer la diferencia como personas, amigo. ¡Demuéstrate a ti mismo que puedes estar más en forma que nunca aunque te encuentres entre cuatro paredes! ¡Demuéstrate a ti mismo que puedes elevar tu alma! ¡Enseña a todos que cuando saldrás de esto, lucirás todavía mejor que antes, serás más relajado, serás más culto, más sabio, independiente!

Personalmente estoy utilizando este periodo para dedicarme a mi crecimiento personal y encontrar mi autonomía. Estoy entrenando mi estado psico-físico. Elijo lecturas y charlas sobre la espiritualidad, estoy experimentando el poder de la oración y de reunirse de vez en cuando con lo divino, lo cual me lleva a alcanzar ese enorme sentido de bienestar que deriva de no tenerle miedo al futuro. Con el propósito de contribuir con mis talentos al bienestar de los demás, recientemente he empezado una serie de clases gratuitas de Fitness e Yoga en directo a través de mis canales FACEBOOK e INSTAGRAM.
Espero verte pronto en mis canales y te deseo que este sea el periodo que recordarás por haber sido el más potenciador de tu vida.

Back To Top