CONVICCIONES POTENCIADORAS Y LIMITANTES EN EL DEPORTE

Salud emocional

CONVICCIONES POTENCIADORAS Y LIMITANTES EN EL DEPORTE


Estás viendo una competición de ciclismo. Los atletas están listos para la carrera. ¿En tu opinión, es posible identificar, ya en la parrilla de salida, cuál de los corredores presentes ganará con mayor probabilidad la carrera? La expresión de la cara, la mirada determinada o asustada y tensa, también la postura, rígida, lista o relajada, puede decir mucho sobre el nivel de activación del atleta que está en la parrilla de salida. Hay muchas señales no verbales que, como espectadores, podemos captar e intentar interpretar, sin embargo, la verdadera actitud mental con la que el corredor se acerca a la carrera sigue siendo invisible para los ojos externos.

Convicciones y Rendimiento
Anthony Robbins, uno de los principales expertos en Programación Neuro-Lingüística, dijo hace mucho tiempo una gran y simple verdad: “Nunca podrás lograr resultados que excedan tus creencias sobre ti mismo”. Lo que es seguro es que las creencias que un atleta toma en la línea de salida, para bien o para mal, influirán en la calidad de su rendimiento. El ciclista en la línea de salida que, mirando a su alrededor entre los corredores opuestos, comienza a pensar que tiene pocas posibilidades de hacer una buena carrera crea en su mente una creencia limitante que, inevitablemente, terminará guiando su desempeño hacia el fracaso. Muhammad Ali dijo “Es la repetición de las declaraciones lo que te lleva a creerlo, y esa creencia se convierte en una verdad profunda y las cosas comienzan a suceder”. El diálogo interno que acompaña a los ciclistas durante las carreras en realidad tiene el poder de crear realidad y las técnicas de entrenamiento mental se basan en este extraordinario poder de nuestra mente. Eso no significa que el motociclista que no haya entrenado durante meses, si en la parrilla de salida se convence de que ganará la carrera en su categoría, la ganará de verdad. Sin embargo, es cierto que uno de los corredores más en forma y técnicamente preparados para conseguir el mejor resultado será aquel corredor que habrá nutrido en su mente las creencias que le dan poder, y que no limitan, sobre sus posibilidades de éxito.

Convicciones limitantes y resultado final
Las creencias limitantes o fortalecedoras no afectan directamente el resultado que, como bien sabemos, depende de una serie de factores también independientes del atleta, pero estas creencias influyen positiva o negativamente en la autoexpresión y el rendimiento. De ahí la posibilidad de obtener un resultado bueno o menos bueno en el ranking. El motorista que cree que puede hacerlo en la carrera dará lo mejor de sí mismo. El motorista que no lo crea, ya habrá evidentemente perdido la carrera en la línea de salida.

¿Cómo se crean los limites?
La forma en que el ciclista lee la realidad que lo rodea, la forma en que el corredor interpreta las dificultades y los obstáculos que encuentra en su camino, tienen su origen en el desarrollo personal y entrenamiento mental del atleta. Es en la relación con los demás (desde compañeros hasta padres, amigos, el entrenador, el director deportivo…) donde se crean y nutren las creencias del corredor sobre su talento, habilidades y potencial personal, pero también las creencias sobre los presuntos límites y “puntos débiles”. Cuando las creencias limitantes prevalecen en la mente del atleta, este generalmente toma el mal hábito de hablar de manera negativa en el periodo previo, durante y después de cada carrera para confirmar en un círculo vicioso su presunta incapacidad y dificultad. Por el contrario, si el atleta desarrolla convicciones positivas sobre sí mismo, en consecuencia podrá contar con una alta autoeficacia que, en la grilla de partida, probablemente lo hará comenzar más seguro de sus medios y determinado a expresar un buen rendimiento.

Cambiando las convicciones
Cambiar las creencias arraigadas en la mente del atleta no es una cosa simple, pero es posible. Las creencias pasan por el diálogo interno que el individuo expresa consigo mismo, por lo tanto, al entrenar todos los días para cambiar el diálogo interno, también es posible cambiar las creencias limitantes que subyacen en él. Las palabras que salen de la mente son una guía para el cuerpo. La motivación, la atención al presente y al producir pensamientos de confianza en las propias habilidades, a lo largo, generan nuevas creencias fortalecedoras.

Las técnicas de entrenamiento mental para crear creencias fortalecedoras y autoestima, al día de hoy están tomando cada vez más importancia entre los atletas de alto rendimiento y equipos profesionales. La combinación entre preparación física y programas de entrenamiento mental es una nueva frontera que se está desarrollando con mucho interés entre los expertos y apasionados, y que supone una vez más la integración de las habilidades tanto físicas cuanto mentales/emocionales, a demostración que la unidad cuerpo-mente es imprescindible a la hora de estudiar y/o emular el rendimiento atlético de los deportistas de élite.

Back To Top