CROSSFIT: EVÍTA LAS LESIONES

Entrenamiento

CROSSFIT: EVÍTA LAS LESIONES

Personalmente no enseño y no práctico CrossFit. Enseño y práctico entrenamiento funcional e integrado, lo cual es un poco el antítesis del CrossFit. Desde que se convirtió en un entrenamiento de tendencia intuya que este modo de entrenar no iba a ser famoso por crear cuerpos sanos y funcionales. Leyendo algunos artículos sobre CrossFit y según mi propria experiencia en seguida voy a darte algunas info que tal vez podrán ayudarte a prevenir problemáticas a nivel físico y definir tu estilo de entrenamiento.
Antes de todo dos datos:
– El 70% de los practicantes de CrossFit se ha lesionado.
– Las tasas de lesiones en CrossFit son semejantes a las observadas en levantamiento de pesas olímpico; menores que en deportes de contacto como el rugby.

Hay una frase que se me quedó: “la mitad de los que practican CrossFit están en el box entrenando y la otra mitad se acaba de lesionar”. Exagerado posiblemente, pero todos los que practican esta disciplina padecen lesiones en algún momento. Entrenar llevando repetidamente el cuerpo al extremo perjudica la salud y crea síntomas físicos que pueden limitarte mucho en el futuro.

Lesiones más comunes
Con el CrossFit, hombros, lumbares, rodillas, tobillos y muñecas (prácticamente todas las principales articulaciones) son partes del cuerpo que se pueden lesionar al realizar un mal patrón de movimientos. De ahí la importancia de seguir las instrucciones del entrenador siempre y cuando nos ayude a acercarnos a esta actividad de forma muy gradual y sin llegar al esfuerzo extremo.
Hombros: los ejercicios de levantamiento de pesas pueden generar bursitis, luxación, tendinítis, contracturas o fracturas.
Lumbares: los dolores en la espalda baja son muy comunes entre quienes practican CrossFit. A largo plazo, el levantamiento de pesas puede derivar en protrusiones o hernias discales.
Rodillas: el estiramiento excesivo de tendones y ligamentos puede acabar con el desgaste o la rotura de los meniscos; pueden presentarse tendinítis por la sobrecarga de peso o rotura parcial o total de los ligamentos cruzados.
Muñecas: las lesiones más comunes sobre la afectación del nervio radial, tenosinovitis y tendinítis.

¿Cómo puedes empezar a practicar CrossFit si no quieres lesionarte?
El CrossFit es una disciplina que obliga tu cuerpo a llegar al máximo. Principiantes o incluso atletas con una buena condición física, resienten de la intensidad de esta disciplina. Tengo que decir que los clientes y alumnos que conozco que hayan probado CrossFit todos han experimentado alguna problematica o se han encontrado con algún dolor post-workout.
Los fisioterapeutas atienden cada vez a más personas que han sufrido lesiones por practicar CrossFit, sobre todo sin la asistencia de un profesional del deporte o un Personal Trainer calificado. Antes de comenzar la actividad deberíamos de realizar un control médico físico. Posteriormente debemos tener en cuenta algunas cosas: aprender perfectamente la técnica de los movimientos, regular la intensidad en función de la condición física de cada persona, añadir, en el caso, pequeñas pausas de recuperación entre un ejercicio y otro, y mantenerse bien hidratado. Mi sugerencias al principio es la de realizar los ejercicios siguiendo la propia intuición y escuchando al propio cuerpo, sin mirar lo que hacen los demás. Los instructores muchas veces tienden a motivar pero no a prevenir…

El típico dolor en las lumbares
Las lesiones de la zona lumbar son las más comunes entre quienes practican CrossFit. Para evitarlas es necesario calentar de forma adecuada, estirar regularmente todo el cuerpo como si fuera un único músculo (no solo las zonas que iremos a potenciar directamente), realizar ejercicios que mejoren la movilidad articular de la columna, potenciar la musculatura periferica a las lumbares y de toda la columna. Otros factores son una nutrición saludable y perder masa grasa según los casos, para aliviar la carga corporal a nivel de las lumbares.

Recomendaciones
Siempre hay que hablar primero con un profesional capaz de aconsejarnos cuál es el tipo de entrenamiento más adecuado en función de nuestros objetivos y sobre todo de nuestra condición física. Es preferible aspirar a resultados a largo plazo antes que vernos obligados a interrumpir la actividad de manera definitiva por culpa de una lesión, o no?



Back To Top